“La Seo era el único templo donde se ungía y se coronaba a los reyes de Aragón”

“Todos sabemos y decimos muchas veces que el rey de Aragón se coronaba en la Seo, pero en realidad se hacían tres cosas: la unción con óleo santo, la coronación y la jura de fueros. Las dos primeras solo podían tener lugar en este templo zaragozano. Y a partir de ese momento es cuando el rey de Aragón quedaba consagrado y coronado”, recordaba este pasado martes el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza y exdirector de HERALDO Guillermo Fatás, durante el encuentro que abrió en el Paraninfo el ciclo de conferencias de los profesores eméritos de la Universidad de Zaragoza. La quinta edición de estas charlas consta de 19 conferencias, a cargo de docentes a los que la institución académica aragonesa les ha otorgado el título de eméritos por su currículo y prestigio.

El profesor Fatás inició esta serie con su intervención sobre ‘La catedral de los reyes. Nueve siglos de historia de la Seo de Zaragoza’. Acudió a escucharle un numeroso público que mostró especial interés por algunas de los aspectos tratados por el catedrático durante su disertación. La conquista de la ciudad por Alfonso I el 18 de diciembre de 1118 dio origen, a partir del año siguiente, a la creación de una catedral ubicada en el sitio donde había estado hasta ese momento la mezquita principal de Zaragoza. “Durante los dos primeros años, aunque se comienza muy pronto, no se está en condiciones de dedicar el templo. Empieza a existir en 1119 pero en precario. De ese suceso hace 900 años. El lugar elegido para la Seo viene determinado por la mezquita como la mezquita vino determinada por el templo romano principal. De modo que es un sitio santo desde hace más de mil años. Una cultura relevó a otra pero no se sustituyó este lugar de oración y la Seo, desde ese punto de vista, es heredera de un templo de época de Augusto”, explicó.

“No solo nace como iglesia catedral, sino que es un templo de Estado, no del Estado -aclaró-. En él se verifican ceremonias imprescindibles para el desarrollo ordenado de la vida política del reino y no puede haber otro escenario que ese para ceremonias que hoy nosotros, con nuestra mentalidad, consideraríamos laicas o políticas, pero entonces no se separa lo político de lo religioso. Y la monarquía es un poder delegado por Dios, y el mediador de Dios ante los hombres es la iglesia católica”. De esta manera, Fatás propone la intelección de la catedral como templo de Estado.

Durante su conferencia, el catedrático explicó que tras la coronación de un monarca en la Seo “el rey de Aragón queda investido de todos los poderes que tiene en el resto de los Estados. Eso solo se puede hacer en este templo. A esa ceremonia fastuosa y tan significativa que transforma al rey en un personaje sagrado asisten las representaciones de todos sus Estados, que están cuidadosamente distribuidas con un protocolo según su jerarquía, y se verifica con un atuendo muy especial que también se describe prenda por prenda en el ceremonial que conservamos del siglo XIV”.

Hacía el final de su charla, el profesor indicó que en el templo zaragozano se encuentran “las tumbas de cuatro arzobispos hijos de reyes: don Juan de Aragón, don Alonso de Aragón, don Juan de Aragón y don Hernando de Aragón. Todos ellos tienen como padre o como abuelo a un rey de Aragón. Llevan el mismo apellido que la Casa Real y están representados en efigie en la capilla de San Bernardo junto con los reyes”. Fatás apuntó que también algunos grandes nobles se han enterrado allí, como los duques de Villahermosa; la infanta María, una hija del rey Jaime I el Conquistador que murió prematuramente; y dos santos: san Pedro Arbués y santo Domingo de Val, cuyas tumbas están en ese lugar. Además, el profesor mostró algunos de los restos esculpidos y no visitables que quedan de la catedral románica”.

FUENTE:HERALDOAragon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *